Noticias

  • Catálogo Narración Oral
  • De cueva en cueva

El Ayuntamiento recorta 6.000 euros de apoyo al Maratón en plena apuesta por potenciar la ‘ciudad de los cuentos’

5
abr '18
  • Es la única bajada de un Presupuesto del Patronato que aumenta globalmente un 20% y que proyecta subidas en el resto de convenios y en las ayudas a asociaciones.
  • El Seminario de Literatura redactará una alegación a los presupuestos y pide al Ayuntamiento que recapacite sobre el impacto del Maratón para la ciudad y sobre la intensa actividad de la asociación a lo largo del año.
 Integrantes del Seminario de Literatura, en el tramo final del pasado Maratón. / Foto: Isra Calzado - af/G.

El Seminario de Literatura Infantil y Juvenil (SLIJ) de Guadalajara, organizador del Maratón de los Cuentos, del Viernes de los Cuentos y, entre otras actividades, del Día Mundial de la Poesía, ha denunciado esta mañana en rueda de prensa el recorte de 6.000 euros, un 8% de la asignación municipal, en su convenio anual con el Patronato de Cultura, pasando de 74.000 a 68.000 euros. Este recorte se produce en un contexto de subidas generalizadas en los presupuestos municipales de 2018 y coincide con el traslado al Ayuntamiento de la ambiciosa propuesta del Seminario para profundizar en que Guadalajara sea reconocida, aún más, como la ciudad de los cuentos.

La presidenta del SLIJ, Blanca Calvo, ha comparecido junto a la vicepresidenta de la asociación, Paca Bonacho, para explicar los perjuicios que supone para el Maratón de los Cuentos, a dos meses de su 27ª edición, la decisión adoptada por el alcalde, Antonio Román, y el concejal de Cultura, Armengol Engonga, sin previa explicación a su aprobación en el último Pleno del Ayuntamiento.

El SLIJ ha intentado reunirse sin éxito con el alcalde para abordar este recorte, del que sí ha tratado con los otros tres grupos de la oposición municipal. Tampoco el concejal del área ha ofrecido ninguna explicación al Seminario hasta ayer miércoles por la tarde, una vez convocada con la rueda de prensa, y a pesar de los frecuentes contactos mantenidos en las últimas semanas con la presidenta de la asociación para tratar proyectos en marcha como el Día Mundial de la Poesía o el proyecto ‘Guadalajara, Ciudad de los Cuentos’.

El Maratón, la única bajada

La única justificación ofrecida por vía telefónica por Engonga ha sido que “hay que igualar los convenios” que el Patronato firma anualmente con tres asociaciones de la ciudad. Calvo ha mostrado su “sincera alegría” por los incrementos a la Fundación Siglo Futuro y Gentes de Guadalajara, porque “dinamizan culturalmente la ciudad”, pero considera que no justifican, en un momento de subidas generalizadas en las cuentas municipales, de “no crisis y de bonanza”, el descenso en la cuantía de apoyo al principal evento cultural de la ciudad por trayectoria, participación y referencia internacional.

 Actuación de calle en el Maratón del año pasado. / Foto: af/G.

En este sentido, Calvo ha recordado que la del Seminario es “la única bajada” en un contexto en que el presupuesto del Ayuntamiento aumenta más de 500.000 euros y el del Patronato Municipal de Cultura otros 600.000 euros más  (un 20%). Este organismo cerró el pasado ejercicio con un remanente de un millón de euros y entre las partidas aprobadas para 2018 están 30.000 euros más para las subvenciones a las asociaciones y un incremento del 15% en sus otros dos convenios, con Siglo Futuro y Gentes de Guadalajara.

Ante la ausencia de explicaciones convincentes y lo inusual de esta decisión, el Seminario anuncia que va a presentar en plazo una alegación a los presupuestos para que se dé marcha atrás a la decisión, aunque Calvo y Bonacho confían en que el equipo de Román y sus socios en la aprobación de estos presupuestos (Ciudadanos) recapaciten sobre la necesidad de otorgar “un apoyo estable y firme al Maratón” y que corrijan una equivocación, cometida “no sabemos si por desconocimiento” sobre la intensa actividad de la asociación al cabo de todo el año y sobre el impacto que tiene el Maratón tanto dentro como fuera de la ciudad.

De no rectificarse la decisión, el Maratón se verá seriamente afectado en alguna vertiente destacable de su desarrollo, aunque serán los más de 50 socios del Seminario de Literatura quienes estudien el modo en que se traduce esta reducción de apoyo del equipo de gobierno. “Ahora mismo no queremos pensar en ello, pero de no haber rectificación, tendremos que reunirnos y barajar opciones, algunas muy dolorosas” como sacrificar la ambientación de calle, las sesiones de narración en monumentos de la ciudad u otras actividades que a menudo benefician a colectivos como pacientes, mayores, libreros, artesanos o artistas.

Más esfuerzos, menos apoyo

La junta directiva del Seminario ha recordado que la asociación estaba ya estirando un presupuesto escaso para lograr un resultado sobresaliente. En el Maratón participan más de 1.000 personas de todas las edades y condiciones contando cuentos y más de 50 narradores orales nacionales e internacionales, que tienen en Guadalajara un encuentro de referencia cada año para este colectivo profesional. La actividad principal de 46 horas de narración ininterrumpida en el Infantado (Récord Guinness en 1993) y la  programación paralela atraen cada año entre 15.000 y 20.000 espectadores para asistir también al Festival de Narración Oral en el Teatro Moderno, las sesiones de narración oral en una decena de monumentos (los ‘Monucuentos’), disfrutar de la ambientación de calle con actuaciones de artistas en diversos rincones del callejero o, entre otras ofertas, asistir a un ciclo de mesas redondas y conferencias con especialistas en el género, además de llevar la narración oral a varios pueblos de la provincia (Maratón Viajero) y a instituciones y hospitales, cuyos usuarios no pueden disfrutar del Maratón en el Palacio.

El descenso de 6.000 euros en el convenio daña la capacidad de financiación de un festival de tales dimensiones y supone un “golpetazo moral” para un festival que desde 2006 había visto congelada la asignación municipal y que ya sufrió un recorte radical por parte del gobierno regional, con la retirada de apoyo económico al llegar el PP a la Junta.

La situación de inestabilidad ha sido amortiguada a menudo con el trabajo colaborativo de unos 250 voluntarios (valorado en más de 20.000 euros) y con la financiación europea para cinco proyectos paralelos, que siempre implican un desarrollo muy exigente. Todo esto sin descuidar nunca el resultado de una cita a la altura de su prestigio y su popularidad, y superando con un resultado sobresaliente los retos de los dos últimos maratones: la celebración del 25º aniversario y la salida del escenario principal del Infantado, por obras, en la 26ª edición.

El Seminario lamenta todavía más la reducción del apoyo al Maratón en un contexto en el que precisamente se están llevando a cabo más actividades que nunca, como ha repasado Bonacho: además del Maratón, referente europeo, el Viernes de los Cuentos con ocho sesiones a lo largo del año de narración oral para adultos que atraen a unos 2.500 espectadores; tres filandones al año en la Biblioteca Pública para aficionados a contar cuentos en corro y la celebración del Día Mundial de la Poesía, que en su segunda edición, en marzo, ha convocado a 5.000 personas en 40 actos coordinados con universiadades, museos, bibliotecas, colectivos y nada menos que 19 centros educativos de la ciudad.

Este calendario anual de celebraciones de la palabra y el prestigio alcanzado por el Maratón a lo largo de más de 25 años ha animado al Seminario, como el Ayuntamiento de Guadalajara sabe, a trabajar en un proyecto ambicioso para reforzar el vínculo de la ciudad con los cuentos, ampliando el reconocimiento obtenido de manos del Ministerio de Educación en 2013 como Buena Práctica Iberoamericana con otras figuras nacionales e internacionales, así como impulsando una red europea de ciudades de cuento y con iniciativas que colaboren a generar más dinámicas turísticas y culturales en la ciudad a lo largo de todo el año.

“Ha llegado el momento de preguntar si ese compromiso” respaldado por la Unión Europea y compartido por narradores orales, colectivos culturales locales, otras administraciones y las dos universidades con implantación en la provincia “también lo tiene el Ayuntamiento de Guadalajara” y si está dispuesto a demostrarlo con la propia financiación del Maratón: “Obras son amores, que no buenas razones”, ha sentenciado Calvo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK Más info